Persianas de seguridad, una protección adicional

Cada día surgen más propietarios interesados en mejorar la protección de sus propiedades, sin que esto afecte su calidad de vida.

Para reforzar la seguridad de sus ventanas y demás acceso al hogar, una de las opciones más empleadas en los últimos tiempos, es la instalación de persianas de seguridad. Ofrecen las ventajas de las persianas tradicionales, pero con una serie de mejoras, para tu tranquilidad, y la de los tuyos.

Características de las persianas de seguridad

El sistema que emplea este tipo de persianas es muy similar al de las persianas tradicionales, pero debido al tipo de material que las componen son más resistentes al ataque de los delincuentes.

Su estructura metálica dificulta su manipulación desde el exterior, y ante cualquier intento de ataque delictivo, las persianas de seguridad disponen de un sistema autoblocante. Si consultas al cerrajeroPRO el beneficio de este sistema, te indicará que es un bloqueo de las láminas.

Aparte, gracias al material que las conforma, ofrecen un mejor aislamiento térmico y acústico, lo que se traduce en un ahorro económico y en mayor calidad de vida, porque no te afectarán los ruidos del exterior.

Por otra parte, las persianas de seguridad son muy resistentes y estables, ante las variaciones del clima, que son muy marcadas cuando se experimentan las cuatro estaciones.

Tipos de persianas de seguridad

Al momento que has decidido colocar un sistema de persianas de seguridad en tu propiedad, el siguiente paso es elegir el tipo de persiana. En este punto es ideal que consultes a tu cerrajero de confianza, para que pueda sugerirte alguno de estos.

Elaboradas en aluminio extruido. Este es el tipo de persianas de seguridad más empleado. El aluminio es un metal de gran resistencia ante cualquier intento de ataque desde el exterior y a los cambios del clima.

Autoblocantes. En la actualidad la mayoría de las persianas de seguridad incluyen este método de protección, y consiste en un sistema que bloquea de manera automática las láminas, con una gran fuerza y presión que será imposible acceder al inmueble.

Vale mencionar que existen diferentes niveles de seguridad de este tipo de persianas, la cual se mide por la presión que la estructura es capaz de soportar.

Láminas dobles. Este tipo de persianas es ideal para proteger superficies extensas, como la puerta del garaje o una puerta principal de mayor dimensión que la tradicional. Aparte, podrás personalizarlas para que favorezcan la estética de tu hogar.

Desventajas de este tipo de persianas

Este tipo de persianas es perfecto para convertir tu propiedad en un espacio impenetrable, sin embargo, necesitas conocer algunas características que podrían ser consideradas negativas.

Uno de los aspectos que han recibido algunas observaciones, es su peso, dependiendo del diseño de la persiana, esta puede pesar entre 7 y 15 kilos por metro cuadrado, por lo que es necesario hacer la instalación de un motor para automatizar el sistema.

Sólo protegen el inmueble, mientras estén abajo, por eso debes tener el cuidado de bajar las persianas si vas a salir, en caso contrario, tu gran sistema de protección no va a ser de utilidad.

Este tipo de elemento de seguridad es bastante costoso, y colocarlos en todas las ventanas de tu propiedad, puede representar un gasto considerable.

Pero si estás dispuesto a superar estos aspectos complejos y lo visualizar como una inversión por tu seguridad y la de tu familia, entonces las persianas de seguridad, son para ti.