Problemas comunes en las persianas y cómo solucionarlos

Problemas comunes en las persianas y cómo solucionarlos

Cada vez más hogares instalan persianas en sus ventanas y balcones para controlar el ingreso de la luz natural, esto se debe a lo práctico de sus diferentes sistemas, su mantenimiento es más sencillo, los materiales suelen ser más duraderos, además le proporciona elegancia a la habitación en la que se instala.

Sin embargo, este elemento decorativo y funcional, puede presentar ciertos problemas en su funcionamiento, debido a su constante uso y muchas veces abusos. La buena noticia es que la mayoría de estos problemas son fáciles de reparar y en poco tiempo sus persianas estarán de nuevo como recién compradas.

Persianas atascadas

Cuando la persiana se atasca, seguramente una o varias persianas están en la posición incorrecta, es decir, que se salió de la guía o está situada entre las mismas.

Este problema tiene una sencilla solución, por lo que no es necesario contratar a un cerrajero profesional para realizar esta reparación.

Debe revisar cuidadosamente las persianas, y detectar cuál es la que está en la posición incorrecta, y si es posible colocarla de nuevo en la guía, o si por el contrario, la persiana está tan deteriorada que sea necesario su reemplazo.

Las persianas no suben ni bajan

El primer paso es descartar que alguna persiana se encuentre fuera de su guía, en caso de que las láminas estén bien situadas, entonces es momento de revisar el cableado o recorrido de la cinta, es posible que en algún momento éste se haya desplazado de la posición correcta.

Esto se puede verificar de la siguiente manera: enrollar las persianas hasta que lleguen a su tope, y luego comenzar a seguir todo el recorrido del cableado para verificar que se encuentre en buen estado.

Otro posible motivo que origina este tipo de problema es que una de las láminas se haya desplazado, en este caso debe evaluar las condiciones de esta lámina, y decidir si es posible colocarla de nuevo en su posición correcta, o si es necesario sustituirla.

Las persianas no se mantienen

Este es otro problema muy común, que al colocar las persianas en la posición que las desea, estas no se mantienen y se despliegan. En este caso, generalmente los tirantes que sujetan el panel pueden estar rotos o simplemente se han desenganchado.

La solución es un poco más compleja, ya que es necesario desmontar el cajón de las persianas para poder reemplazar los tirantes que se encuentren rotos.

Una vez realizado el reemplazo, verifique que al tirar de la cinta, las persianas se mantengan, y vuelva a montar el cajón de las persianas.

Es necesario considerar la posibilidad de contratar un cerrajero profesional para realizar esta reparación, debido a que el proceso es un poco más complejo y si usted no cuenta con la experiencia en desmontar un sistema de persianas, una vez culminada la reparación, las persianas podrían presentar otras fallas.

Persiana caída

Esto ocurre cuando el eje de la persiana no puede apoyarse en sus soportes. Es posible que los soportes de las persianas estén deteriorados o por alguna falla de fabricación no tengan la capacidad de sostener la persiana.

Es posible reparar estos ejes, sin embargo, la sugerencia de los profesionales en estos casos es realizar la sustitución de los ejes.